¿Qué Hay en Mi Cerveza? Muchas Sustancias Peligrosas

La cerveza es una bebida muy antigua cuyos primeros testimonios se remontan incluso al antiguo Egipto.

cerveza

Normalmente estamos acostumbrados a pensar que se trata de una bebida natural obtenida de la fermentación de la malta de cebada.

La realidad de la cerveza

En realidad, lo que llega a nuestras mesas hoy en día es una bebida completamente diferente, que tiene muy poco de natural.

En primer lugar, debemos especificar cómo es absorbido el alcohol por nuestro cuerpo.

Una vez ingerido, el alcohol no sigue el camino digestivo sino que llega directamente al hígado, el órgano quemador de grasa por excelencia.

el hígado y el alcohol

El hígado también tiene la tarea de eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, pero si es sobrecargado por el alcohol, su función como «basurero» se reduce y esto conduce a una serie de daños como el envejecimiento celular y la pérdida de la libido, por nombrar sólo algunos.

Ingredientes reales de la cerveza

Dicho esto, ahora es una buena idea ahondar en los ingredientes de los que realmente se elabora la cerveza.

Además del lúpulo, la malta y la levadura, existe una larga lista de aditivos que las empresas no incluyen en las etiquetas porque en realidad no lo exige la ley.

Por lo tanto, corresponde al consumidor averiguar y tratar de obtener respuestas veraces sobre lo que realmente bebemos.

ingredientes ocultos en la cerveza

La marca Newcastle, comercializada por Heineken, por ejemplo, utiliza el colorante de caramelo para dar a la cerveza su color marrón y dorado, que se obtiene tostando la cebada.

En experimentos de laboratorio se ha comprobado que este colorante es cancerígeno y se obtiene a partir de una mezcla de amoníaco y sulfitos.

Muchas marcas de cervezas utilizan OGM, (Organismos Genéticamente Modificados), como:

  • Jarabe de fructosa: (Guinness),
  • Jarabe de maíz: (Miller Luce, Coors, Corona, Fosters, Pabst Blue Ribbon, Red Stripe),
  • La dextrosa: (Budweiser, Bud Light, Luce Busch, Michelob Ultra),
  • El maíz: (Red Stripe, Miller Coors Brand, Anheuser-Busch).
ingredientes peligrosos

La dextrosa y la maltosa se derivan del maíz transgénico y se utilizan principalmente porque son de bajo costo y por lo tanto permiten la producción de la cerveza barata.

Alerta, cuidado con lo que bebemos

Ya en 2007, Greenpeace informó de la presencia de una cepa de OGM no reconocida en la marca Anheuser-Busch (las cervezas Budweiser y Bud Light, por ejemplo).

Recordemos que todavía no hay estudios comprobados sobre las consecuencias a largo plazo para los seres humanos del uso de OGM.

Pero sabemos que uno de los pesticidas usados para su cultivo, el Roundup, puede ocasionar la aparición de inflamaciones, cáncer y otras enfermedades.

Aparentemente, para estar seguros y no correr riesgos con nuestra salud, hay que elegir cervezas artesanales producidas por pequeños empresarios locales o las cervezas alemanas.

cerveza artesanal

De hecho, Alemania ha decidido proteger uno de sus productos típicos a través de una ley que establece los únicos ingredientes permitidos: agua, lúpulo, levadura, cebada o trigo malteado.

Las cervezas certificadas orgánicamente también están libres de OGM y aditivos, así como de una serie de procesos que reducen la cantidad de toxinas y pesticidas en el aire.

Quizás sólo con una regulación estricta se pueda poner fin a este abuso con los ingredientes de la cerveza, pero como siempre el juego de las políticas económicas tiene su peso en estos asuntos.

Publicaciones Similares