Los Helados Engordan, Mito o Realidad

Los helados engordan? En realidad, para responder a esta pregunta debemos tener en cuenta, que los helados son mucho más que una golosina de verano, son un postre que se hace batiendo y congelando una mezcla pasteurizada y homogeneizada de leche u otros derivados lácteos junto con otros productos.

helado_cremoso

Como agua, frutas frescas o deshidratadas, frutos secos (almendras, nueces, avellanas, pistachos…), huevo, estimulantes y aromatizantes (café, cacao y vainilla), además y en pequeñas cantidades, llevan colorantes, antioxidantes, estabilizadores y emulgentes.

De acuerdo a su forma de elaboración podríamos deducir si los helados engordan, mas o menos, podemos distinguir entre helados de producción industrial y helados elaboración artesanal.

La diferencia se encuentra más, en el proceso de fabricación, que en los ingredientes empleados.

Los helados son productos muy recomendables por su alto Valor nutritivo, aportan azúcar, proteínas y grasas, además de minerales y vitaminas, sobre todo si están elaborados con leche.

Qué nutrientes aporta los helados

El helado es mucho más que un refresco o un dulce típico del verano, el consumo de helados enriquece la dieta con su aporte de calcio, proteínas y vitamina B2.

Eso sí, no debe desplazar de la dieta a postres como la fruta. Y es que un helado que lleva leche en su composición aporta unos 135 mg de calcio por cada 100 gr de alimento, por ello es un alimento perfecto para todos aquellos que necesiten reforzar la salud de sus huesos, como las mujeres en edad menopáusica.

helados_cremosos

Además de las mujeres y los niños, otro grupo que se beneficia con este alimento son los ancianos, que suelen tener problemas de masticación o inapetencia.

Los helados son recomendables en estados carenciales o de falta de proteínas y durante el embarazo, también en la edad de crecimiento.

Es el complemento dietético ideal en situaciones de anorexia o delgadez extrema debido a su gran aporte energético y nutricional y en períodos postoperatorios de amigdalitis, ya que las bajas temperaturas que alcanzan estos productos previenen las hemorragias.

¿Qué tipos de helados hay?

Según su composición nutricional, se pueden clasificar en cuatro grupos:

  • Los elaborados a partir de crema o nata, leche entera o desnatada y grasa animal o vegetal no láctea.
  • Los de hielo (polos, sorbetes, granizados…).
  • Los postres helados (tartas, pasteles helados).
  • Los helados sin azúcar, fabricados con edulcorantes no calóricos (aspartamo, sacarina, fructosa), especiales para diabéticos y los helados bajos en calorías o light, con edulcorantes no calóricos y sin grasas.


Sin embargo la denominación sin azúcar o light puede inducir a error a los diabéticos por los edulcorantes utilizados en su preparación. Entre algunos de los tipos de helados más populares y de toda la vida tenemos:

El clásico Magnum

Los Magnum son los reyes del mundo de los helados con su exterior de rico chocolate y su centro cremoso de vainilla.

Delicioso en sus variantes y diferentes tipos de chocolates, si realmente quieres regocijarte con un regalo del congelador de los helados, será difícil encontrar uno mas sabroso.

helados magnum

Desafortunadamente, para disfrutar de esta delicia de helado, hay que pagar un precio muy alto en cuanto a calorías se refiere, ya que cuenta con 275 kcal.

Sin embargo, un Magnum de chocolate blanco contiene un poco menos unas 250 kcal, pero si se agrega cualquier ingrediente extra como con el  Magnum con almendras subirá  a 275 kcal o más.

Cornetto

El Cornetto, es el helado perfecto cuando te apetece algo dulce, pero también tienes un poco de hambre.

Con su cono de oblea forrada internamente de chocolate, su bola de helado del sabor que mas te gusta y los complementos que más te apetezcan , es toda una delicia para disfrutar.

helados cornettos

La cantidad exacta de calorías, depende del tipo de Cornetto que elijas, pero el clásico contiene 220 kcal, el de frambuesa 220 kcal y el de chispas de chocolate y avellanas 224 kcal.

Helados de Paleta de fruta

Los sencillos helados de paleta de fruta, han sido durante mucho tiempo uno de los favoritos en el rico mundo de los helados.

helado de paleta

Un helado de paleta consiste en un helado sabor a vainilla recubierto con preparado de frutas. La mejor parte es que este helado tiene las calorías más bajas de todos los helados, con tan solo 68 kcal por paleta.

Twister

¿Qué obtienes si tomas los componentes de un helado de paleta de frutas, lo inviertes, le agregas un segundo sabor afrutado y le das una nueva forma? Un Twister, por supuesto.

helado twister

El Twister ha reinado como helado popular desde los años 80. Su helado de vainilla, aros de lima y centro de fresa se complementan deliciosamente.

Para las Personas que hacen dieta, les alegrará saber que el Twister es una opción baja en calorías, con tan solo 76 kcal.

Calippo

Si no consumes productos lácteos o simplemente buscas un polo de hielo en lugar de un helado, un calippo es una opción jugosa y refrescante, es ideal para los días calurosos y soleados.

helado calippo

Sorprendentemente, los Calippos tiene algunas kcal más que los helados de paletas de fruta, pero tan solo solo 95 kcal por unidad. También hay otros sabores en el mercado, como limón, lima, tropical y fresa.

Precauciones para consumir los helados con garantías

Aunque la congelación acaba con los microbios, en el caso de los helados los riesgos no disminuyen o desaparecen al conservarse fríos.

Por sus ingredientes, se trata de un alimento muy sensible a las fluctuaciones de temperatura y las contaminaciones cruzadas con todos los utensilios con los que se manipulan.

Los helados envasados se deben mantener en equipos frigoríficos adecuados, a un máximo de -18 °C.

cornetto

En el caso de los granizados, la temperatura debe ser igual o inferior a 0 °C. Si se trata de helados a granel o fraccionados, con anterioridad a su venta, se conservarán a una temperatura adecuada para que puedan ser manipulados posteriormente.

Se recomienda no comprar estos productos si el grado de congelación es insuficiente, cuando los envases estén rotos o sucios, y adquirirlos en aquellos lugares con las suficientes garantías sanitarias y de higiene.

Cuando es más aconsejable tomarlos

Los helados se pueden comer en cualquier época del año, no sólo en verano. En invierno, los más recomendables son los helados de crema, ya que, además de ser muy energéticos, favorecen la digestión.

helados_en_invierno

Según los especialistas en nutrición, nunca se debe consumir un helado antes de las principales comidas, ni tampoco sustituir con ellos algunos alimentos básicos.

Aunque un helado es un alimento excelente para los niños y las personas mayores cuando les falta el apetito o tienen dificultades para masticar, les aporta energía, los nutrientes de los lácteos e hidratación.

Cómo se deben consumir los helados

No deben tomarse excesivamente fríos, de ser así, además de resultar algo indigesto, no es posible apreciar adecuadamente su sabor.

La temperatura ideal de consumo está situada entre -10 °C y -12 °C, aunque ésta puede variar, dependiendo de los ingredientes que lo compongan.

helados_que_no_engordan

Una buena manera de consumir helado seria sacarlo del congelador diez minutos antes de ser llevado a la mesa.

Si está muy frío habrá que sacarlo del congelador por lo menos media hora antes, dejándolo en una zona menos fría del frigorífico hasta unos diez minutos antes de servirlo.

Un helado estará en su punto óptimo para consumirse cuando se pueda servir o cortar sin hacer fuerza.

Cómo reconocer un helado de calidad

Uno de los aspectos menos conocidos por el consumidor es que, para proporcionar al helado una textura adecuada, se le añade aire en una proporción que puede llegar a ser el triple que el de las materias sólidas que lo componen.

Por supuesto, las burbujas no son perceptibles para el consumidor, la calidad de un helado depende en buena medida de la proporción de aire incorporado.

helados de cafe

Si el producto se deshace en seguida en la boca, sin apenas poder degustarlo, significa que el producto presenta un exceso de aire.

En cambio, sí nos resulta pesado y empalagoso, será sinónimo de falta de aire. La cantidad de aire necesario dependerá del tipo de helado y de las materias primas que lo compone, así, tendrán un mayor porcentaje de aire los helados de crema que lo que pueda tener los sorbetes o que los granizados.

De hecho, la proporción de aire determina el grado de calidad del producto y se traduce en una mayor cremosidad y suavidad al paladar.

Ingredientes adecuados para un helado nutricionalmente equilibrado

Un helado es un alimento muy nutritivo, pero hay algunos ingredientes que lo convierten en un alimento especialmente equilibrado.

Por ejemplo, los que llevan frutos secos, preferentemente almendras y nueces, aportan un plus de vitaminas y minerales, además de ácidos grasos esenciales.

frutos_secos

El cacao también enriquece el producto, aporta polifenoles, sustancias antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y tumorales. Sólo debes tomar una precaución, vigilar las calorías.

¿Es verdad que los helados provocan caries y malas digestiones?

La baja temperatura no afecta negativamente el aparato digestivo, a no ser que se ingiera demasiado deprisa.

De hecho, una vez que entra en la boca y llega hasta el estómago, el helado adquiere una temperatura de unos 25°C.

helados saludables

En cuanto a las caries, el azúcar no es el responsable, sino un conjunto de factores, además, el helado se retiene poco en la boca, induce a la salivación y se absorbe más lentamente que el azúcar normal, lo que resulta especialmente interesante para los diabéticos.

Eso sí, su consumo se debe evitar en casos de intolerancia a la lactosa, en faringitis crónicas, en casos de obesidad y sobrepeso, también en caso de existir problemas cardiovasculares, por el tipo de grasa que se incluye en su composición.

¿Los helados engordan o pueden servir para adelgazar?

Los helados aportan calorías siempre, incluso los elaborados con agua, aunque la cantidad depende del tipo y sus ingredientes, pero es un alimento más, que debe integrarse en la dieta, no añadirse como un extra.

helados de fresa

No hay que olvidar que podemos consumir azúcar como parte de la dieta siempre que no supere el 10% del total de los alimentos.

Por ejemplo, un helado aporta unos 20 o 30 gr de azúcar, una cantidad perfectamente adecuada. El consumo de 100 gr de helado con leche cubre entre un 10 y 15 por cientos de las necesidades diarias de calcio.

Mira las etiquetas, vigila las grasas y el azúcar de los helados

Para estar seguros de si los helados engordan es recomendable reconocer fácilmente la composición del helado que queremos consumir mirando sus componentes en la etiqueta de ingredientes.

Además de su composición donde estará reflejado el lácteo que se utiliza, grasa o aceite con el que ha sido elaborado, se reflejan los aromas, colorantes y aditivos, además del nombre de la fruta o frutas que corresponda.

Siempre que se le adicione los siguientes porcentajes mínimos de fruta en masa, o su equivalente en zumos naturales o concentrados, un 10% o para los agrios o cítricos, que son limones, naranjas, mandarinas y pomelos.

información nutricional de los helados

En otras frutas ácidas, como aquellas en las que el zumo tiene una acidez valorable, expresada en ácido cítrico, el porcentaje será igual o superior al 2,5 %, en frutas exóticas o especiales.

Principalmente las de sabor muy fuerte o consistencia pastosa, como piña, plátano, chirimoya, kiwi, mango y fruta de la pasión, y un 7 %  en el caso de los frutos de cáscara.

En el caso de no alcanzar estos porcentajes, llevarán la mención “sabor a”, después de la indicación que especifique la clase de helado.

Análisis nutricional aproximado de un helado

Calorías: entre 150 y 300 kcal por cada 100 grs de helado.

Carbohidratos: 13% de hidratos de carbono en helados de crema o leche, procedente de la sacarosa o azúcar común y de la glucosa o jarabe de glucosa.

En los helados sin azúcar se usan edulcorantes artificiales como la fructosa, algo que deben tener en cuenta los diabéticos.

Grasa: procede de la leche y sus derivados, como nata y mantequilla y en menor cantidad, del coco y la Palma hidrogenadas. Aunque su aporte de colesterol no es elevado, estas grasas son mayoritariamente saturadas, por lo que conviene moderar su consumo.salud y comida

Proteínas: de la leche y productos lácteos, (un 5 %  en los helados de crema con leche), las proteínas son de buena digestibilidad y de alta calidad.

Vitaminas: los de leche, vitamina A y D, además de B2, (riboflavina).

Minerales: los proporcionan los lácteos, frutas y frutos secos, también calcio y fósforo cuando se trata de helados con leche, potasio y magnesio de origen vegetal.

En conclusión,  podemos comernos un helado de vez en cuando para refrescarnos o deleitarnos con sus ricas combinaciones de sabores, como si de un alimento más se tratara, pero siempre con moderación para evitar lamentaciones posteriores.

Publicaciones Similares