Hígado Graso: Como Aliviar Sus Síntomas Naturalmente

Cuántas veces hemos escuchado a personas que nos dicen: mi médico me ha dicho que tengo el hígado graso, qué significa esto? cómo llegué a esta condición? que ocasionó que mi hígado se convirtiera en graso y esta situación, este daño lo puedo revertir?

obesidad infantil

La enfermedad del hígado graso se presenta con mayor frecuencia entre los 50 y los 60 años, pero la incidencia entre los niños está aumentando cada día de manera preocupante.

Los factores de riesgo importantes para la enfermedad del hígado graso son la diabetes, la obesidad, especialmente abdominal, una dieta desequilibrada y demasiado rica en grasas, la anemia y el alcoholismo.

Tal vez también te sientes confundido porque no te recomendaron ninguna medicina, lo más frecuente es que tu médico te indique que tienes que adelgazar y efectivamente esto siempre confunde mucho a los pacientes que tienen el hígado graso.

Hígado graso, que es?

La enfermedad del hígado graso es una afección frecuente que consiste, en la acumulación de grasa en el hígado.

Por sí solo no da síntomas y no es patológico, pero puede evolucionar en inflamación esteatohepatitis y fibrosis, lo que puede derivar al desarrollo de una cirrosis hepática.

hígado graso

El hígado es un órgano muy noble que desempeña muchísimas funciones importantes en nuestro organismo, es el órgano interno más grande de nuestro cuerpo.

Ya sabemos que la piel es el órgano en general del cuerpo más grande pero hablando de los órganos internos el hígado es el más grande.

Se encarga de eliminar las sustancias químicas dañinas presentes en la sangre, combate infecciones, ayuda a digerir los alimentos, almacena nutrientes y vitaminas y almacena energía.

El hígado cuando está graso se refiere a una enfermedad, que se caracteriza por la acumulación patológica de ácidos grasos y de triglicéridos que son grasas en las células hepáticas que se llaman hepatocitos.

Lo que debes saber sobre esta enfermedad

prohibido bebidas alcoholicas

El alcohol es una causa frecuente del hígado graso y es un factor que siempre debe considerarse en las evaluaciones medicas.

Pero en este artículo, nos vamos a referir a la esteatosis hepática, como también se le conoce, no asociada al consumo de alcohol.

La que está asociada al alcohol, se trata drásticamente dejando de beber alcohol definitivamente y siguiendo las mismas recomendaciones que vamos a comentar hoy.

Junto con las que indique el médico facultativo, porque esto seria un caso muy específico.

El caso del hígado graso que no se origina por razones alcohólicas, puede ser simple o puede llevar a una inflamación hepática con una posibilidad de desarrollar una fibrosis.

Finalmente terminar en un daño hepático crónico como la cirrosis y hasta cáncer si no se atiende favorablemente.

Factores de riesgo asociados al hígado graso

  • La obesidad
  • El sobrepeso
  • El sedentarismo
  • Diabetes
  • Hipercolesterolemia
  • Trigliceridos altos


¿Quien puede sufrir de una enfermedad como el Hígado Graso?

las investigaciones están mostrando que el hígado graso es muy común en personas que en general tienen diabetes tipo 2 y pre-diabetes.

Tienen obesidad o sobrepeso, de mediana edad o mayores, aunque lamentablemente los niños también pueden sufrirla.

gordo con hígado graso

Si tienen altos niveles de lípidos, grasas en la sangre como los triglicéridos, si tienen presión arterial alta, si se toman muchísimos medicamentos sea por la razón que sea.

Si tienen ciertos trastornos metabólicos que incluyen por ejemplo el síndrome metabólico o tienen ciertas infecciones como la hepatitis C.

El hígado graso habitualmente es asintomático y se descubre casualmente cuando nos hacemos un análisis de sangre y las transaminasas salen alteradas.

A través de una ecografía o un ultrasonido abdominal, de manera que el diagnóstico a veces puede ser a través de exámenes rutinarios.

Aunque la biopsia hepática, es el único examen que certifica el diagnóstico final.

Puede curarse el hígado graso?

Sabemos que el hígado, es el único órgano de nuestro cuerpo que tiene la capacidad de regenerarse.

Esta es una de las características que juega a nuestro favor y por eso la condición de tener hígado graso puede ser reversible.

Además el hígado graso evoluciona sin síntomas, habitualmente por varios años incluso por décadas.

carcinoma hepatocelular

Algunas personas pueden llegar a desarrollar consecuencias más graves de la enfermedad hasta llegar a producirse un daño progresivo del hígado: fibrosis.

Llegando a una cirrosis hepática y en el peor de los casos en un cáncer de hígado, carcinoma hepatocelular.

Cuando se tienen estas complicaciones, una de las opciones que se plantean definitivamente es el trasplante hepático.

Que medidas debería tomar yo para sanar mi hígado y no llegar a estos niveles tan preocupantes?

Pues las personas que logran hacer un cambio en sus hábitos alimenticios, bajando de peso y aumentando su actividad física.

Pueden mejorar definitivamente y hasta revertir esta afección, siempre dependiendo de la gravedad.

En qué consiste el tratamiento del Hígado Graso?

dieta hígado graso

Principalmente, conseguir un peso saludable y en seguir una alimentación sana, esto son los pilares fundamentales de su tratamiento.

Si bien no existe una dieta especifica para el hígado graso algunas medidas generales si son de extrema importancia en el tratamiento.

La alimentación que se sugiere en estos casos debe ser muy baja en carbohidratos simples y refinados: pan, arroz ,cereales como el maíz, trigo, cebada, centeno, pasta, papas, dulces en general y frutas muy dulces.

Un error muy común cuando hablamos de frutas y de carbohidratos, es combinarlos en los desayunos.

Por ejemplo, la avena o cualquier otro cereal, con frutas al mismo tiempo, esto es un error, porque se puede producir un proceso denominado, fermentación, por la diferencia de tiempo con la que ocurre el vaciado gástrico.

Si ingiere una fruta, en una comida, sobre todo si tiene carbohidratos, se producen cetaldehidos, igual que se producen cuando se ingiere alcohol.

Y esto almacena triglicéridos de forma patológica y se infiltra la grasa alrededor de las células hepáticas produciendo el hígado graso.

Recomendaciones que debes seguir

Así que en este caso la recomendación es consumir las frutas, con una hora de diferencia antes de una comida o de tres a cuatro horas después de las comidas.

Para que se produzca el vaciado gástrico de la comida principal y luego entren las frutas sin problema para ser digeridas.

aceite de coco y aceite de oliva

La fruta se digiere más rápido que otros alimentos aproximadamente en una hora y es por eso la diferencia de horas que se sugiere.

Además no consuma aceites refinados y mucho menos frituras con estos aceites, son pésimos porque liberan sustancias muy tóxicas.

Se recomienda el uso del aceite de oliva y aceite de coco. Evita los embutidos y otros alimentos procesados que tienen muchos químicos, conservantes, preservativos y químicos en general.

Todas estas sustancias son tóxicos que recargan mucho la función del hígado y bloquean su acción.

Disminuye el consumo de grasas animales, prefiere los cortes magros en todo caso y trata siempre de no acompañarlas con carbohidratos, sino con vegetales y ensaladas.

Aumenta el consumo de pescados, frutos secos y yogur sin azúcar, frutas o mermeladas. Por supuesto siempre con aprobación de tu médico.

No debes abusar de los medicamentos

hígado graso

Reduce al máximo posible, el consumo de los medicamentos de cualquier tipo, solemos abusar de los medicamentos que parecen inofensivos.

Como el acetaminofén, ibuprofeno, diclofenac, etc, que además son de venta libre, pero el abuso de su consumo, pueden ocasionar daños al hígado.

Ya que los usamos para un simple dolor de cabeza, cuando nos damos cualquier golpecito, cuando tenemos un dolor muscular y utilizamos medicinas en aerosol para aliviarlo.

Esto parece inocuo pero penetra a través de la piel y va al torrente sanguíneo que a su vez pasa por el hígado.

vitamina E

Entonces estos medicamentos tienen una función especifica, pero también tienen alta toxicidad si se abusa de su consumo y afectan al hígado.

Demás está decir que no debes consumir bebidas alcohólicas incluso en pequeñas cantidades se ha demostrado que puede agravar el daño hepático.

En los pacientes que se encuentran en etapas más avanzadas en la enfermedad, que ya tienen una inflamación o que tienen una fibrosis hepática importante.

Algunos antioxidantes como la vitamina E y agentes sensibilizadores a la insulina pueden ayudar, pero esto sólo lo puede recomendar un médico.

Junto con una alimentación más sana es fundamental aumentar la actividad física diaria.

Esta es otra de las maneras más efectivas de revertir el daño que se produce en el hígado graso.

Debes aumentar tu actividad física

mujeres corriendo

Esta podría ser una mala noticia para los que no les gusta hacer ejercicio, que son sedentarios, ya sea por su trabajo o por su estilo de vida.

Se debe realizar ejercicio físico con una progresión gradual, caminar y pasear a un buen ritmo, trotar, ir en bicicleta.

Ejercicios que impliquen el movimiento a buen ritmo y que sea regular, en promedio de cinco veces por semana.

Unos 30 minutos y muy importante con un control médico previo que evalúe tu salud, antes del inicio del plan de ejercicios para aliviar el hígado graso.

Por último algunos expertos en nutrición recomiendan el uso de la cúrcuma que por su condición de antioxidante ayuda a desinfiltrar la grasa de los hepatocitos que son las células del hígado cuando está enfermo.

harina de algarrobo

También la harina de algarrobo, que tiene un rico sabor a chocolate que si la mezclas con leche, preferentemente vegetal, tiene un aminoácido que se llama glicina, que se convierte en glutatión. Potente aminoácido para recuperar las células hepáticas.

Espero que toda esta información haya sido de tu interés, los consejos son muy fáciles de seguir y como siempre se basan fundamentalmente en seguir un estilo de vida saludable con una alimentación apropiada y con actividad física.

Siempre tengan en cuenta antes de seguir cualquier recomendación sobre el hígado graso, consultar con su medico de cabecera cualquier tratamiento a seguir, un fuerte abrazo y hasta la próxima!

Publicaciones Similares