Los Mejillones y sus Propiedades

Mejillones sanos riquísimos y baratos

mejillonesLos mejillones son un marisco lleno de ventajas. Su contenido en proteínas es similar al de la ternera, pero más digestivo y sin una gota de grasa.

Encierra otros tesoros nutricionales, como antioxidantes y ácidos grasos omega-3. Son mucho más que un secundario de lujo en los arroces.

Forman parte de los arroces de pescados y mariscos, incluida la paella, y de las sopa de pescado. Pero no hay por qué darles siempre un papel secundario, de meros acompañamientos.

Los mejillones pueden ser los protagonistas absolutos de tus platos, y méritos no les falta, por su sabor, por sus cualidades nutricionales… Y por su precio.

Los mejillones admiten una gran variedad de técnicas de cocción: hervidos, al vapor, a la parrilla, al horno, en salsa. Imprescindibles en las ensaladas de mariscos, como en el salpicón, una tapa de lujo con nombre propio.

Los tigres, que se preparan con una bechamel elaborada a partir de un sofrito de mejillónes con una pizca de pimentón, bien rebozaditos en huevo, pan rallado, y fritos.

Pero como mejor resultan es sin muchos aderezos, con todo su sabor a mar, después de dejarlos abrir al fuego con un poco de limón. Debes calcular aproximadamente, una docena y media de piezas por cabeza, si es el plato principal.

Un tesoro nutricional

mejillonesEl consumo de este molusco, fresco o en conserva, ofrece a nuestra dieta una gran variedad de sales minerales o micronutrientes básicos para nuestra salud.

Por ejemplo, aportan calcio, imprescindible para el crecimiento y el soporte de la estructura ósea; el fósforo protege nuestro sistema nervioso y vela por el buen funcionamiento de los riñones.

El potasio tonifica el organismo, nutre los músculos y fortalece el sistema inmunológico. Por su parte, el Hierro ayuda a la producción de hemoglobina y combate el estrés.

También es una de las mejores fuentes de zinc, importante para la producción de proteínas, la cicatrización de las heridas y el buen desarrollo de los órganos reproductores.

Pero sus aportaciones nutricionales no acaban aquí: los mejillones hervidos son una fuente excelente de vitamina B 12, una fuente útil de vitamina E y niacina, también aportan tiamina y riboflavina. También son ricos en selenio, un mineral antioxidante; zinc, difícil de tener en una dieta normal, y magnesio.

Representan una de nuestras principales fuentes de yodo, un mineral que contribuye a fortificar y normalizar las funciones de las glándulas tiroideas; su carencia puede producir trastornos del sistema nervioso.

Su contenido en grasa es mínimo, pero, además, se trata de ácidos grasos esenciales omega-3, como el pescado azul, que pueden ayudar a proteger contra las enfermedades del corazón y los problemas de circulación. Y todo esto a cambio de apenas 67 calorías por 100 gr.

Comprar y guardar tus mejillones

mejillonesTodos los mariscos son altamente perecederos y propensos a la contaminación bacteriana. Cómpralos siempre en un establecimiento de confianza y siempre que te sea posible, consúmelos el día de su compra.

Si tienes que guardarlos, mantenlos en la nevera entre 0 y 5 °C y consúmelos el día siguiente como muy tarde.

Otra opción: cocinalos para comerlos al día siguiente; mantienen perfectamente la textura y el aspecto, y en una buena salsa, de un día para otro pueden acentuar su sabor.

También debes extremar las precauciones a la hora de cocinarlos. Limpia muy bien las malvas y consume sólo las piezas que estén bien cerradas.

Un truco antes de cocinarlos. Golpea con un cuchillo la concha abierta y si no se cierran, desechalas; por supuesto, tira también las piezas rotas. Una vez cocinados, si algún mejillón ha quedado cerrado, descártalo también.

Y no te olvides de las variedades en conserva, las reina del tapeo y un magnífico ingrediente en la cocina, pero aun sin explotar.

Prueba a añadirlos a tus ensaladas y arroces, o a mezclarlos con unas patatas cocidas. Así se convierten en un ingrediente básico de la cocina moderna, rápida, sencilla, deliciosa, saludable y muy muy práctica.

Así se limpian los mejillones

Guarda los mejillones cubiertos con un paño húmedo y de ser posible, formando una sola capa en la nevera. No los limpies hasta el momento de cocinarlos. Se hace así:

1- Enjuágalos bajo el grifo y frótalos con un cepillo para retirar los restos de suciedad. Si tienen adherencias, ráspalas con un cuchillo.

2.- Para retirar el viso, (las barbas laterales que salen del interior), cógelo con los dedos y tira con fuerza. Enjuagar con abundante agua.

Mejillones en lata siempre frescos 

mejillonesLas conservas de pescado y marisco mantienen intactos los nutrientes de los alimentos. Además, presentan muchas ventajas; por ejemplo, que permiten disponer siempre de un alimento muy perecedero y engorroso de limpiar.

Y es que las conservas se realizan a partir del alimento fresquísimo; ha sido esterilizado, y a veces cocinado, y colocado en un envase también esterilizado, perfectamente cerrado y hermético.

El colesterol y los mejillones

Algunos mariscos, como las gambas y lo langostinos, aportan colesterol a la dieta. También es el caso del calamar, mientras que un pariente próximo, el pulpo, no aporta ni un gramo.

Sin embargo, el contenido de grasas de otros mariscos es muy bajo, casi nulo, y se absorbe muy poco colesterol con su consumo.

Algunos estudios confirman, incluso, que el consumo de algunos mariscos, como el mejillón, tiende a disminuir los niveles de colesterol en vez de aumentarlos.

Tu mejor fuente de selenio

mejillonesLos mejillones son un alimento muy rico en selenio, un poderoso mineral antioxidante que puede escasear en la dieta si se prescinde de los alimentos de origen animal, su principal fuente.

En conserva también mantienen este importante oligoelemento, vital para el desarrollo sexual normal y garantizar la fertilidad.

Los mejillones poseen un alto contenido en proteínas, vitaminas, minerales y un bajo Valor energético 67 calorías por cada 100 gr de carne comestible, lo que les hacen más que recomendables en nuestra dieta. Pese a que su precio es asequible, no solemos contar con ellos salvo para prepararlos al vapor y servirlos como aperitivo.

Lo cierto es que estos moluscos, de carne naranja, fuerte y sabrosa, pueden constituir un segundo plato muy completo si se descartan las preparaciones más calóricas. Lo mejor es tomarlos simplemente hervidos al vapor. Para variar puedes servirlos con salsa vinagreta o con mayonesa light.

8,11€
3 Nuevo Desde 5,05€
3 Usado Desde 7,99€
A partir de febrero 16, 2018 3:55 am
Amazon.es
Envío gratuito
Disfruta de esta lectura y compártela...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu opinion y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *